martes, 1 de septiembre de 2009

Unos días con Ajahn Abhinando

Ya he escrito aquí un pequeño resumen del retiro de este fin de semana. Me da la sensación de que algo ha hecho "clic" en mi cabeza durante estos días, y que ahora lo veo todo más claro.

La enseñanza de Ajahn Abhinando viene muy en línea de lo que he estado trabajando con Hongzhi últimamente: experimentar la conciencia, esa "mente original" (según los maestros tailandeses), "donde todo es correcto y totalmente suficiente" (según el chinito), y hacer de ella algo presente la mayor parte del tiempo. En este retiro he podido avanzar en esta dirección.

Si pensáis, por ejemplo: "Yo soy Fulanito", ¿qué hay entre palabra y palabra? ¿Qué es ese espacio? Eso es la conciencia, "eso que sabe".

Todo empieza a encajar rápidamente ahora, mientras los siete factores de iluminación (atención, investigación, energía, alegría, calma, concentración y ecuanimidad) y el óctuple noble sendero se extienden ante mí como un libro abierto. Queda mucho por caminar, pero tengo más claro hacia dónde tengo que hacerlo. Creo.

Mañana me operan del oído derecho, así que a ver qué tal se me da. Mientras, Ajahn Chah y Hongzhi se vienen conmigo a la cama, a enseñarme eso que ellos descubrieron en idiomas distintos.

2 comentarios:

  1. Me puedes mandar algo de hongzhi please?

    Me alegra que tengas más claro hacia donde caminar, yo estoy al revés ultimamente :).

    Que vaya bien esa operación Pablo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Hugo, de Hongzhi yo estoy leyendo "Cultivating the Empty Field", la traducción de Taigen Dan Leighton (búscala en Amazon), que es una maravilla, pero aquí puedes encontrar otra traducción: http://www.abuddhistlibrary.com/Buddhism/C%20-%20Zen/Ancestors/Hongzhi%20Zhenjue/Teachings/Zen%20Teachings%20of%20Hongzhi%20Zhenjue.htm

    ResponderEliminar